Tal vez no ha pasado mucho desde que se hablaba de homosexualidad de manera peyorativa, o tal vez aún se hace y solo algunos creemos que hay realmente un cambio importante en ese concepto.

Sin importarme mucho lo que muchos pueden pensar, creo que en fundamental para el respeto de los seres tolerar la orientación del deseo de cada persona. Yo mismo (ya cuanto algunos años de más) caigo en la despreciable equivocación (bien por aprendizaje, bien por costumbre, pero sin duda alguno con el menor interés de ofender) de usar palabras que conlleven insultos sobre la orientación del deseo sexual.